Conéctate con nosotros!

VOA

Clinton y Carter apelan al legado de Biden en salud y economía

Publicada

en

Advertisement

MIAMI, EE.UU, 19 Ago (VOA). – La Convención Nacional Demócrata volvió la noche del martes a estar cargada de emotivos discursos que apelaban a la necesidad de un cambio de rumbo en el país y recordaban el legado político de Joe Biden liderando programas de economía y salud cuando fue vicepresidente del país, durante el mandato de Barack Obama.

La velada virtual, que en esta ocasión tuvo a la actriz afroamericana Tracee Ellis Ross como maestra de ceremonias, contó con la intervención de los expresidentes Jimmy Carter y Bill Clinton que apuntaban a Biden como el candidato mejor preparado para encabezar un cambio de rumbo en la política estadounidense. Ambos resaltaron su liderazgo a la hora de impulsar proyectos económicos y de salud, dos cuestiones clave que la administración estadounidense deberá abordar en el próximo mandato.

Clinton, que fue de los primeros en aparecer por vía telemática, culpó al presidente Donald Trump por su gestión al frente de la pandemia del coronavirus y le criticó por no tomarse en serio las advertencias de los expertos de salud. “Trump dijo que el virus estaba bajo control y que pronto desaparecería, salía todos los días diciendo que estaba haciendo un trabajo fantástico, pero el covid nos golpeó más duro de lo que debió haberlo hecho”, subrayó.

Ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton

El expresidente, que estuvo en la Casa Blanca entre 1993 y 2001, señaló el preocupante escenario al que se enfrenta el país en términos de desempleo, que, según dijo, es «dos veces el de Corea del Sur y dos veces y media el del Reino Unido”.

Ante un futuro económico incierto, Clinton instó a los votantes a “decidir si renuevan el contrato [a Trump] o si contratan a otros”.  “Si quieres un presidente que entienda el trabajo como pasar horas al día viendo la televisión y ojeando los mensajes de la gente en redes sociales, es vuestro hombre. Pero el coronavirus no responde a eso, para derrotarlo hay que trabajar y nuestro partido está unido”, agregó.

Además, ensalzó la figura de Joe Biden como una persona capaz de “asumir responsabilidad” y que “une y no divide” a la población. “Biden recuperó la economía estadounidense en plena recesión”, remarcó.

Durante su intervención, Clinton también mencionó que Biden fue, hace diez años, el artífice de la recuperación económica, cuando el país se encontraba en una profunda recesión. “Él nos ayudó a salir de una recesión, lo puede hacer nuevamente”, manifestó mientras recordaba que el exvicepresidente logró “un crecimiento sin precedentes cuando salió del cargo”.

Según él, Biden es el candidato perfecto “comprometido con reconstruir el país” ya que “tiene un plan de financiamiento innovador, para crear buenos trabajos”.

Bill Clinton, que también participó en la convención de hace cuatro años para apoyar a su esposa, Hillary Clinton, en su candidatura presidencial, aprovechó su intervención para destacar el proyecto inclusivo del demócrata para los próximos cuatro años, especialmente para los inmigrantes y las minorías.

“Tiene un plan para asegurar que los negros, latinos, indígenas, mujeres e inmigrantes participen activamente en nuestra economía y sociedad”, argumentó.

Terminó su discursó advirtiendo de lo que “Trump va a hacer en cuatro años más: culpar, abusar y despreciar”. De lo contrario, si Biden llega a la presidencia del gobierno de Estados Unidos, dijo, “va a construir un país mejor”.

Jimmy Carter: “Es un hombre íntegro y justo”

Jimmy Carter, por su parte, agradeció el gesto que un entonces joven Biden tuvo con él en 1976 al apoyar su candidatura presidencial. Ahora, él se lo estaba devolviendo. El expresidente, que protagonizó un vídeo con fotografías históricas en el que solo se escuchaba su voz, respaldó al recién nominado por el Partido Demócrata porque “tiene la decencia y el valor” para unir a toda la sociedad.

“Tiene integridad, es un hombre justo para hacer lo mejor para el pueblo. Entiende la dignidad, tiene visión y eso es lo que necesitamos”, enumeraba.

Culminó su discurso aludiendo a la grave crisis sanitaria por el coronavirus y la necesidad de “escuchar a los expertos médicos”, algo que, en su opinión, Donald Trump no ha hecho.

La nominación oficial

Uno de los momentos más esperados fue la nominación oficial de Joe Biden como candidato del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre.

Tom Pérez, presidente del Comité Nacional Demócrata, habló desde el recinto en Milwaukee, Wisconsin. Ese era el lugar donde se debería haber celebrado la convención con la participación de grandes figuras políticas y miles de asistentes, lo que no pudo ser debido a la irrupción de la pandemia del coronavirus.

Pérez explicó que sus padres llegaron de República Dominicana “con la esperanza de labrar una vida con trabajo” y lamentó que, hoy en día, es la “esperanza” lo que “sustenta” al país.

“Se está haciendo progresos gracias a los que tienen esperanza, no a los cínicos. Cuando vean esta convención nada convencional, piensen que ustedes también forman parte de la historia de Estados Unidos”, afirmó dirigiéndose a la comunidad inmigrante.

Durante el recuento de delegados, Verónica Escobar, congresista por  la localidad texana de El Paso, o el Senador por Puerto Rico, Carmelo Ríos-Santiago -que habló íntegramente en español-, también defendieron la necesidad de forjar un “mejor país” que tenga en cuenta a las minorías, en especial a  la comunidad latina que ellos representan.

La Congresista Alexandria Ocasio-Cortez, cuyo discurso era uno de los más esperados por los hispanos, se limitó a apoyar la candidatura de Bernie Sanders y agradecer “a todos los que quieren un mundo mejor, restablecer los derechos humanos con una mejor educación, mejores sueldos y que luchan por la injusticia racial”.

Sin embargo, no hizo ninguna mención a la comunidad hispana, algo que sí que ha hecho en otras ocasiones.

Con un repaso por los cincuenta estados y el recuento de delegados, Bennie Thompson, miembro de la Cámara de Representante por Mississippi, fue el encargado de confirmar la nominación de Joe Biden como candidato demócrata. Tras el anuncio, el exvicepresidente apareció en un vídeo en vivo celebrando el momento junto a su esposa Jill y sus nietos.

Advertisement

Joe Biden pronunciará su discurso de aceptación el próximo jueves en el último tramo de la recta final de la Convención Nacional Demócrata.

Shummer pide “retomar el control del Senado”

El jefe de la bancada demócrata en el Senado, Chuck Schumer, intervino desde Nueva York con la emblemática Estatua de la Libertad a su espalda y lamentando la actitud de Donald Trump al “dividir” a la población estadounidense. 

“Necesitamos un hombre con integridad, él es Joe Biden y va a ser un gran presidente”, expresó durante su conexión alegando que “los demócratas han de retomar el control del Senado”.

“Con unidad lograremos cambios audaces en el país”, dijo el líder demócrata con un discurso muy parecido al que pronunciaron muchos de sus compañeros durante la segunda noche de convención virtual.

Durante el tiempo que duró su intervención, Shummer también habló de la importancia de que el “cuidado médico sea accesible para todos”, una de las principales promesas de campaña de Biden. También instó “a luchar contra el racismo sistemático” y a “reconstruir una Corte Suprema que vele por los ciudadanos y no por las corporaciones”.

El cuidado de salud, su promesa de campaña

En varios momentos de la noche, a través de los invitados especiales y personas anónimas que volvieron a intervenir a través de mensajes grabados en vídeo, se habló de la importancia de la necesidad de impulsar la cobertura sanitaria universal en Estados Unidos.

En un vídeo producido por la organización demócrata, Biden se comprometió a atender el cuidado de salud de la misma forma que hizo con su familia y criticó a Trump por pretender “arrebatar” la Ley de Cuidados de Salud a Bajo Costo que él impulsó durante la administración Obama.

“Donald Trump ha intentado arrebatar el Obamacare, incluso en una situación como la del coronavirus. Mi promesa es que cuando sea presidente, atenderé la cobertura médica como lo hice con mi familia”, dijo.

Política exterior: “Hay que vencer a las amenazas”

Los ex secretarios de Estado John Kerry y Colin Powell, que estuvieron en el cargo durante la administración de Barack Obama y George W. Bush, respectivamente, señalaron que ninguna de las amenazas que hay en el mundo, “como las armas nucleares o el terrorismo”, se pueden resolver “sin unir a las naciones”.

“Incluso Estados Unidos, que es el país más poderoso del mundo, necesita amigos en este planeta” dijo Kerry convencido de que el pueblo “necesita un presidente que sea admirado, no que sea el hazmerreír”.

“Todo lo que [Trump] heredó, lo quebró. La única persona a la que quiere defender es a sí mismo. Nuestros intereses no pueden aguantar cuatro años más de Donald Trump y el Ejército de Estados Unidos necesita un presidente que lo respalde”, agregó al respecto.

Un discurso muy parecido al que pronunció Powell, que hace unas semanas sorprendió al firmar una carta en la que, a pesar de ser republicano, decía ver la necesidad de cambiar el rumbo político de la nación.

“Estados Unidos necesita un Comandante en Jefe que trabaje como lo haría con su familia. Joe Biden ha enviado a su hijo a la guerra y ha pedido a Dios que se lo devuelva sano y salvo”, declaró el también exgeneral en el Ejército de los Estados Unidos.

Con todo, recordó que el candidato demócrata “va a estar al lado de los aliados y se enfrentará a los adversarios”. “Se va a encargar de escuchar las amenazas y él hace lo que dice. Va a restablecer su liderazgo en el mundo”, sostuvo Powell lamentando que el país “está dividido” y hay un presidente, Donald Trump, “que quiere mantener esa situación”.

El momento emotivo

El momento cumbre y más emotivo de la noche lo puso Jill Biden, esposa del exvicepresidente y aspirante a primera dama. En la primera parte de su intervención, la mujer explicaba cómo conoció a Joe Biden e hizo un repaso a su vida personal.

Después, desde la escuela de Wilmington, en Delaware, pronunció un sentido discurso para apoyar la candidatura de su esposo a la Casa Blanca.

La maestra que podría acabar convirtiéndose en primera dama de Estados Unidos, destacó que «la determinación de Joe siempre le ha llevado hacia adelante» y aseguró que «su fuerza de voluntad es imparable y su fe, inquebrantable».

«El peso que cargamos es pesado y necesitamos a alguien con fuertes hombros. Sé que si confiamos esta nación a Joe, él hará por sus familias lo que hizo por la nuestra: acercarnos y completarnos. Llevarnos hacia adelante en este momento de necesidad y mantener su promesa de un Estados Unidos para todos nosotros», concluyó Jill Biden.

Advertisement
Comenta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VOA

Bachelet insta a la liberación de presos políticos en Venezuela y Nicaragua

Publicada

en

Escrita por

Advertisement

Ginebra, 14 Sep (VOA).- La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, instó el lunes al gobierno en disputa de Nicolás Maduro en Venezuela a que continúe liberando presos políticos, mientras que volvió a señalar al gobierno de Daniel Ortega por violaciones de derechos contra los que disienten en Nicaragua, exhortándole a «reanudar una cooperación efectiva» con su oficina de cara al próximo informe.

Crédito: AFP/VOA

Durante la 45a. sesión del Consejo de DD.HH., celebrada este lunes en Ginebra, Bachelet dijo que ha prorrogado por un año más la «cooperación y asistencia técnica» con Venezuela, que permitirá esta vez que un mayor número de funcionarios de su oficina trabajen en la nación sudamericana en medio de una severa crisis política, social y económica.

«Hago un llamado para que el gobierno (en disputa de Venezuela) continúe con las liberaciones de quienes han sido detenidos arbitrariamente», dijo en alusión al reciente indulto de unos 110 presos políticos y parlamentarios opositores que se encuentran detenidos, en el exilio o en  la clandestinidad.

Bachelet dijo que «confía en seguir avanzando hacia el establecimiento de una oficina en Venezuela, como amerita la situación y como esperan la mayoría de nuestros interlocutores».

El gobierno interino del presidente Juan Guaidó, también líder del Parlamento venezolano, valoró con buenos ojos las revelaciones y peticiones hechas este lunes por Bachelet.

Humberto Prado, designado por la Asamblea Nacional como comisionado de Derechos Humanos y Atención a las Víctimas, resaltó las menciones al fortalecimiento de la presencia de la ONU en Venezuela, la cooperación técnica a los cuerpos de seguridad en cuanto al uso de la fuerza y el anuncio de un inminente diagnóstico sobre la situación de los calabozos policiales.

También, celebró la entrevista de dos oficiales de la Oficina de la Alta Comisionada a 35 detenidos en las sedes de la División General de Contrainteligencia Militar, Dgcim, y los Servicios Bolivarianos de Inteligencia (Sebin).

«Hay que recibirlo como una buena noticia”, dijo, en declaraciones a la VOA. Prado consideró importante que los hallazgos de tales investigaciones sean incorporados al informe que en breve presentará Bachelet sobre Venezuela.

«Las personas (detenidas) se mueren de desnutrición, tuberculosis y otras enfermedades que lamentablemente no son atendidas”, denunció.

Consultado por la Voz de América, el experto en relaciones internacionales y doctor en ciencias políticas, Félix Arellano, dijo que es «fundamental» la eventual apertura de una oficina de la Oficina del Alto Comisionado de DD.HH. de la ONU.

«No tenerla sería un vacío. Es un instrumento que puede ayudar a los más débiles, porque los poderosos no necesitan una oficina de derechos humanos», indicó el analista.

Nicaragua

Bachelet reiteró que la Ley de Amnistía del 2019 en Nicaragua no ha hecho más que favorecer «la impunidad de los responsables de graves violaciones de derechos humanos».

«Exhorto al gobierno (de Nicaragua) a liberar a todas las personas privadas arbitrariamente de libertad en el marco de las protestas o por expresar opiniones críticas con el gobierno», dijo Bachelet en su discurso. «Esto constituiría un paso significativo hacia la restitución de derecho y la disminución de la polarización existente».

Citando datos de organizaciones de la sociedad civil en Nicaragua, Bachaelet dijo que unas 94 personas percibidas como opositoras al gobierno, entre ellas cuatro mujeres, siguen privadas de libertad y acusadas la mayoría de delitos comunes. Dijo incluso que dos de estas personas fueron recientemente hospitalizadas en «delicado estado de salud».

La pandemia, expuso Bachelet, continúa afectando «una multitud de derechos, incluidos los económicos, sociales y culturales» en Nicaragua. Además recordó que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), proyectó una contracción de 8,3% a la economía del país, aumento del desempleo y un incremento del 5% del índice de pobreza.

«La respuesta estatal que ha incluído violación a la libertad de expresión y despido de personal médico, requiere mayor transparencia y difusión de la información», dijo Bachelet el lunes.

También expuso que organizaciones de mujeres en Nicaragua han reportado un incremento de feminicidios, y citó la cifra de 50 de estos casos hasta agosto de 2020, en comparación con 44 registrados en el mismo periodo de 2019. Además, dijo, se han documentado 68 tentativas de feminicidios, en comparación con 52 en el mismo periodo del pasado año.

Bachelet además indicó que el gobierno de Daniel Ortega no ha implementado hasta el momento las recomendaciones formuladas en su informe para Nicaragua de septiembre de 2019, incluyendo algunas en materia de reformas electorales e institucionales.

«(Esto) ha dado lugar a la perpetuación de la impunidad y a nuevas violaciones», afirmó. «Insto nuevamente a gobierno a implementar dichas recomendaciones, en particular, en vista de las elecciones previstas en noviembre de 2021».

Bachelet hizo una última recomendación al gobierno de Ortega: «Les insto también a reanudar una cooperación efectiva con mi oficina, incluso autorizando una misión al país, teniendo en cuenta la preparación del próximo informe ante este consejo».

La Alta Comisionada de la ONU para los DD.HH. se refirió a la situación de los periodistas, sin entrar en detalles, pero no hizo referencia a la orden reciente de un juez de Managua de embargar los bienes de la empresa Nicavisión S.A., que representa al medio televisivo Canal 12, crítico del gobierno de Ortega, por una supuesta deuda fiscal que ascendería a medio millón de dólares.

Santiago Urbina, representante de la plataforma SOS Nicaragua Europa, que reúne a 32 organizaciones en 14 países europeos, le dijo a la VOA que es muy importante el pronunciamiento de la Alta Comisionada: «El saber que la comunidad internacional… sigue posando sus ojos sobre un mandato concreto en Nicaragua es muy importante para todo lo que estamos haciendo».

Su intervención la realizó durante un acto virtual, en el que se firmó un acuerdo de unidad entre la organización Conexión Nica USA y su plataforma.

«Muchas veces se pregunta la gente de qué sirve estar haciendo denuncias, si siempre van… a seguir cometiendo los mismos atropellos  y las mismas cosas… Creo que todo esto, por lento que parezca, sin dientes que se noten, se va acumulando de tal forma que se pueda ir presentando un caso concreto que puedas llevarle a las instancias internacionales y, con eso se pueda triplicar la incidencia y la presión internacional contra el régimen», agregó.

Advertisement

Venezuela

Bachelet actualizó el lunes lo que describió como «la cooperación y la asistencia técnica» entre su oficina y Venezuela. Anunció que el próximo día 23 de septiembre entregará otro informe sobre la situación de los DD.HH. en ese país.

Dijo que «tomó nota» del cambio de medida de prisión por arresto domiciliario para el diputado opositor Juan Requesens y el indulto a otras 110 personas. Los indultos han sido vistos como un modo de intentar «legitimar» las elecciones legislativas convocadas por el gobierno en disputa, y que gran parte de la oposición ve como un «fraude».

«Decisiones como esta contribuyen a la distensión política y a la apertura del espacio democrático», dijo.

La Alta Comisionada de la ONU para los DD.HH. informó además el lunes que su oficina renovó la carta de entendimiento por un año más.

«El nuevo acuerdo incluye la triplicación del número de oficiales de derechos humanos en el país con mayor autonomía jurídica, así como la formalización de un mecanismo de intercambio de información sobre casos individuales», dijo Bachelet sin entrar en detalles. Hasta la fecha, la oficina de Bachelet está representada por dos funcionarios en Venezuela.

Dijo que a un año de la firma de «la carta de entendimiento», su oficina «ha fortalecido su presencia en Venezuela», incluyendo la cooperación técnica en áreas como la revisión de protocolos policiales sobre el uso de la fuerza y un diagnóstico sobre los factores que inciden en el hacinamiento de los centros de detención preventiva.

Informó que han avanzado en el intercambio de información sobre casos individuales y aseguró que el fiscal general del gobierno en disputa se comprometió a «avanzar en la investigación de 58 presuntos casos de ejecuciones extrajudiciales por fuerzas de seguridad y en 35 casos de muertes documentadas por mi oficina en el contexto de protestas».

Liliana Ortega, directora de Cofavic, una de las organizaciones defensoras de derechos humanos más antiguas de Venezuela, valora “muy positivamente” la renovación de la carta de entendimiento con la Alta Comisionada.

Resalta que los informes y las recomendaciones de Bachelet sobre la situación venezolana han sido instrumentos “muy valiosos y permanentes”.

Entiende sus aportes como un “documento útil para la valoración de la comunidad internacional. Han coadyuvado a una mejor comprensión de nuestra realidad”, según precisa en una declaración escrita remitida a la Voz de América. Ortega recuerda que la presencia de delegados de derechos humanos de las Naciones Unidas en Venezuela ha permitido la documentación de casos individuales bajo los estándares internacionales.

“Existe, con todas estas acciones, una verdad incontestable documentada bajo parámetros de la ONU de la gravedad de la crisis de derechos humanos en Venezuela”, opina.

Liliana Ortega, directora de Cofavic, una de las organizaciones defensoras de derechos humanos más antiguas de Venezuela, valoró «muy positivamente» la renovación de la carta de entendimiento con la Alta Comisionada y afirmó que las recomendaciones de Bachelet sobre la situación venezolana han sido instrumentos «muy valiosos y permanentes».

En una declaración escrita enviada a la VOA, Ortega dijo que se trata de un «documento útil para la valoración de la comunidad internacional» que permite «una mejor comprensión de nuestra realidad». Afirmó además que la presencia de delegados de derechos humanos de la ONU en Venezuela ha permitido la documentación de casos individuales bajo los estándares internacionales.

«Existe, con todas estas acciones, una verdad incontestable documentada bajo parámetros de la ONU de la gravedad de la crisis de derechos humanos en Venezuela», opinó.

A su vez afirmó que la gestión de Bachelet  busca «la apertura del espacio democrático». Ortega insta al Estado venezolano a atender las recomendaciones contenidas, no solo en la actualización oral de Bachelet de hoy, sino en todos sus informes.

«Es la vía para contribuir a enfrentar la  gravedad de la violencia en el país, para que se adopten medidas verdaderamente efectivas para garantizar los derechos humanos de la población y para que se abra el espacio democrático indispensable», afirmó.

Pospuesta hasta 2021 visita de relatora sobre medidas coercitivas unilaterales

Bachelet dijo que debido a la pandemia, la visita de la relatora especial sobre la repercusión negativa de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos, fue reprogramada para enero del 2021. Dijo además que su oficina apoyará otras dos visitas a Venezuela de «procedimientos especiales».

Informó además de la reciente visita de su equipo al Centro Penitenciario Occidental en Santa Ana, en Táchira, y dijo que representantes de su oficina han realizado 15 visitas a 14 centros de detención desde la firma de la carta de entendimiento.

«Pudimos entrevistar confidencialmente un total de 39 personas vinculadas a casos significativos, en plena implementación de la carta de entendimiento», dijo Bachelet sin ofrecer más detalles, en alusión a las recientes visitas de su equipo a centros penitenciarios de los servicios de inteligencia del país.

Valoró como «destacable» esta cooperación y alentó a que «esta práctica continúe y sirva para mejorar la condición de los detenidos y que próximamente se puedan visitar otros centros emblemáticos».

Advertisement
Sigue leyendo

Internacional

No cesan las protestas en Colombia por abusos policiales

Publicada

en

Escrita por

Advertisement

Bogotá, 11 Sep (VOA Noticias).- Cientos de manifestantes salieron el jueves a las calles de la capital colombiana en la segunda noche de protestas contra la brutalidad policial, en medio de actos de violencia en los que han muerto al menos 10 personas.

Los manifestantes reaccionan por la muerte del abogado Javier Ordóñez, de 46 años, quien recibió repetidas descargas eléctricas de dos policías con una pistola paralizante. El incidente quedó grabado en un video.

Decenas de manifestantes llegaron el jueves por la tarde a una estación policial de Villa Luz, donde los policías llevaron a Ordóñez antes de su muerte en una clínica. El miércoles había sido atacada y destruida parcialmente esa estación de policial.

Además hubo protestas en varias localidades de la capital colombiana, así como actos vandálicos en contra de estaciones de Policía.

Además de la cifra de fallecidos, las protestas han dejado más de 370 heridos, entre civiles y policías, unos 56 puestos de policía vandalizados y varios buses de servicio público incinerados. 

Dentro de las víctimas, siete fallecieron en Bogotá y tres en Soacha.

Hubo además 77 ataques a vehículos de servicio público, 22 de los cuales fueron incendiados en medio de las 26 protestas que se extendieron a otras ciudades como Medellín y Cali, según precisaron las autoridades. La Policía dijo que había capturado a 70 personas.

Muchos colombianos exigen reformas en los protocolos utilizados por la policía en sus procedimientos.

Al respecto, el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, expresó: “Desde la Defensoría solicitamos revisar los procedimientos de la Policía con el fin de que no se vuelvan a presentar situaciones como las de las últimas horas en Bogotá, que la violencia no es nunca la respuesta. Invitamos a la serenidad pública y a canalizar cualquier reprobación en el marco del derecho, que tienen los colombianos, a la protesta pacífica.”

El presidente, Iván Duque, pidió el jueves que se juzgue con celeridad a los uniformados que cometieron las irregularidades, pero a la vez exigió que no se denigre a toda una institución que vela por la seguridad de los colombianos.

“Y justamente cuando se presentan estos hechos es cuando tenemos que individualizar las responsabilidades, pero no dejar que surjan voces que estigmatizan a toda la fuerza pública”, afirmó el mandatario.

“Por ninguna circunstancia podemos aceptar, como país, que se estigmatice y se le llame asesinos a quienes tienen la responsabilidad de proteger la vida, honra, bienes, derechos y libertades de los ciudadanos”, señaló Duque, quien lamentó los hechos violentos en los que murió el abogado.

Advertisement

Ante las denuncias acerca de que en medio de las protestas algunos policías dispararon indiscriminadamente contra los manifestantes, la alcaldesa de la ciudad, Claudia López, dijo que no permitirá impunidad ante los abusos.

“Le reitero a la ciudadanía que aquí hay una alcaldía que respeta sus derechos, que no va a permitir que caigan en impunidad ninguno de los abusos que se cometiero”.

A su vez, rechazó los actos vandálicos que destruyeron varios Comandos de Atención Inmediata, CAI, de la Policía, entidades bancarias, y establecimientos comerciales.

“No es destruyendo a Bogotá como le vamos a devolver la vida a ninguna de las personas que fallecieron. No es destruyendo a Bogotá cómo vamos a arreglar la policía, ni a superar los casos de abuso policial”, afirmó.

La alcaldesa dijo además que las siete personas que murieron en Bogotá, incluido un joven de 17 años, tenían heridas por armas de fuego, al igual que otras 66 personas que ingresaron a diferentes hospitales.

El fiscal general, Francisco Barbosa, anunció que los dos agentes que presuntamente le ocasionaron la muerte al abogado Ordoñez, serán juzgados por la justicia ordinaria y no por la justicia penal militar, pues sus acciones no se consideran actos del servicio.

La policía de Bogotá fue reforzada con 1.600 efectivos, más de la mitad de los cuales vendrán de otras regiones, y 300 soldados, dijo el ministro de Defensa, Holmes Trujillo.

Congresistas del partido de gobierno y de la oposición coincidieron en que es necesario tramitar una ley que reforme los procedimientos policiales, mientras que analistas consultados por la Voz de América, indican que más allá de la reglamentación y los protocolos, se hace urgente intensificar la capacitación en derechos humanos a los uniformados.

Advertisement
Sigue leyendo

Internacional

EE.UU. recuerda el 11 de septiembre mientras la pandemia cambia la conmemoración

En Nueva York, una disputa sobre la preocupaciones de seguridad por el coronavirus provoca una recordación dividida.

Publicada

en

Escrita por

Advertisement

Nueva York, 11 Sep (VOA Noticias).- El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos Joe Biden, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y el exalcalde de la ciudad de Nueva York Michael Bloomberg participaron el viernes del aniversario 19 de los ataques terroristas contra el World Trade Center, en un sombrío evento marcado por la pandemia del coronavirus.

Biden y Pence, ambos con máscara, chocaron sus codos a modo de saludo, uno de los tantos cambios que sufrió la ceremonia debido a la pandemia, que ha dejado más de 190.000 muertos en el país.

Unas 200 personas se unieron a la ceremonia en Nueva York, donde se leyeron los nombres de las casi 3.000 personas muertas cuando dos aviones secuestrados se estrellaron contra las Torres Gemelas, un tercero impactó el Pentágono y una cuarta aeronave se estrelló en Shanksville, Pensilvania, cuando sus pasajeros se amotinaron contra los terroristas de Al Qaeda.

La ceremonia en el Pentágono fue tan restringida que ni siquiera las familias de las víctimas pudieron asistir, aunque grupos pequeños podrán visitar el monumento allí más tarde ese mismo día.

Trump y Biden visitan Monumento al 11 de septiembre en Pensilvania

El presidente Donald Trump y su esposa, la primera dama Melania Trump, asistieron en la mañana al acto conmemorativo en el Monumento Nacional del Vuelo 93 cerca de Shanksville, Pensilvania.

Biden planea presentar sus respetos allí por la tarde después de asistir a la celebración en el memorial del 11 de septiembre en Nueva York.

Mientras tanto, el vicepresidente Mike Pence estará en la zona cero, y luego en la ceremonia alternativa a unas pocas cuadras de distancia.

Advertisement

Pese a la pandemia, las familias del 11 de septiembre dicen que es importante que la nación se detenga y recuerde los ataques con aviones secuestrados que mataron a casi 3,000 personas en las Torres Gemelas, en el Pentágono y cerca de Shanksville, Pensilvania, el 11 de septiembre de 2001, lo que cambió la  política estadounidense, las percepciones de seguridad y la vida diaria en lugares desde aeropuertos hasta edificios de oficinas.

“Sé que el corazón de Estados Unidos late el 11 de septiembre y, por supuesto, piensa en ese trágico día. No creo que la gente se olvide”, dice Anthoula Katsimatides, quien perdió a su hermano John y ahora está en la junta del Museo y Memorial Nacional del 11 de septiembre.

El viernes marcará la segunda vez que Trump observa el aniversario del 11 de septiembre en el memorial del vuelo 93, donde hizo comentarios en 2018. Biden habló en la dedicación del memorial en 2011, cuando era vicepresidente.

La ceremonia de la zona cero en Nueva York tiene una larga costumbre de no permitir que los políticos hablen, aunque pueden asistir. Biden lo hizo como vicepresidente en 2010 y Trump como candidato en 2016.

Advertisement
Sigue leyendo
Publicidad

Tendencia